Habilidades laborales

Las claves del talento y habilidades laborales del futuro

Lo que debes tener en cuenta si no quieres quedarte fuera del mercado

Hoy te traigo las claves del talento y las habilidades laborales del futuro. Porque si estás interesada en crecer profesionalmente, es un “must” conocer qué se está buscando en el mercado laboral.

Si bien cada una de nosotras tiene mucho para dar y cuenta con un talento único, es necesario corroborar que esos talentos son (y serán) demandados. Sino por muy buenas que podamos ser en algo, nos habremos quedado fuera del mercado.

A ver, que tampoco hay que entrar en pánico, si nuestra profesión no llegara a ser requerida, siempre hay planes b. Se trata simplemente de anticiparnos y a partir de allí armar un plan de acción que nos permita evolucionar y desarrollar nuevos talentos o fortalezas (te doy mi ejemplo, si bien soy Licenciada en RRHH, hace ya unos años comencé a formarme en coaching, Inteligencia Emocional y PNL entre otras cosas).  

Te quiero contar algo que tal vez no sepas y que es muy alentador, todos tenemos talentos adormecidos. Es decir que somos muy buenos en algo, pero aún no somos conscientes de ello. Por lo tanto lo único que se requiere para que ese talento salga a la luz es hacer un trabajo de introspección y encontrarlo.

Así que nos metemos ya en tema, para que puedas empezar a pensar en tu plan de acción profesional!   😉

Pasado vs presente

Como bien sabemos, todo evoluciona cada vez a mayor velocidad y el mundo del trabajo no es la excepción: está en permanente transformación. Si lo pensamos, un buen ejemplo de esto lo podemos ver al comparar la realidad de los empleos de hoy, a los que tenían nuestros abuelos.

Si haces memoria recordarás que todo se trataba de “sacrificio” (el trabajo era duro), ingresaban a un empleo que era “para toda la vida”, las vacaciones eran un lujo (pocas familias las tomaban), se daba mucho valor a la trayectoria, los conocimientos formales y las habilidades duras.

¿Y hoy? Es un mundo aparte (casi literalmente), hoy se valora la creatividad, la inteligencia emocional, la proactividad y el trabajo en equipo. La seguridad en el trabajo ha desaparecido, porque el trabajo para toda la vida dejó de existir: hoy estamos en una empresa pero no sabemos por cuánto tiempo. Ojo, no sólo porque el empleador podría prescindir de tus servicios, sino también porque vos misma podrías desear un cambio (levante la mano a quién le pasó o le pasa).

En estos tiempos hay cada vez más gente inconformista que elige tomar riesgos e ir por aquello que conecte con su esencia y desafíe su potencial.

Los cambios y desafíos a los que nos enfrentamos

Como ya sabemos, de la mano de los avances tecnológicos se transforma el mundo del trabajo, esto trae nuevos retos a los que nos debemos enfrentar tanto los profesionales como las propias empresas. Será inevitable si deseamos incrementar las posibilidades de empleo y adaptarnos a los nuevos contextos laborales.

Entre otros muchos desafíos a los que se enfrenta la empresa, hay uno que es muy peculiar, porque se trata de “inspirar”. Actualmente los jóvenes profesionales se comprometen con el trabajo si algo los inspira, así que si la empresa desea que “se pongan la camiseta”, tendrá que buscar el modo de generar que cada profesional crea en la misión y valores de la empresa, si logran eso, tendrán el compromiso asegurado.

Otro gran desafío para las empresas tiene que ver con la composición del personal, puntualmente en lo que se refiere a las edades. Hoy en día conviven diferentes generaciones y cada una de ellas tiene su propia forma de trabajar y entender el trabajo. Esto para la empresa plantea un doble desafío: saber sacar lo mejor de cada generación y mantener un buen nivel de relacionamiento y diálogo entre ellos.

Para los profesionales, el principal desafío será aceptar e incorporar todos los cambios que ya se están produciendo y que abarcan distintos ámbitos: desde las modalidades de trabajo, las cadenas de mando y hasta las profesiones más buscadas. 

Tengamos en cuenta que habrá puestos de trabajo que ya no se van a requerir y serán reemplazos con tecnología (robots o inteligencia artificial), por tanto será vital que empecemos a generar una transformación de nuestras competencias. Ojo, es importante destacar que lo digital / robótica no vino a eliminar el trabajo sino a transformarlo, por tanto la idea es que ambos mundos se complementen.

De más está aclarar que los reyes del mundo laboral futuro son aquellos que posean un perfil digital: hablo de la inteligencia artificial, gamificación (juegos digitales) y one boarding (inducción digital).

Si estás entre ellos -> ¡You rock baby, el futuro es tuyo!

¿Qué esperar de las habilidades laborales y empleos del futuro?

  • Perfiles digitales
  • Pérdida de jerarquías (achatamiento de las estructuras)
  • Espacios de oficina compartidos
  • Trabajar desde cualquier parte (más libertad)
  • Compromiso
  • Conciliación
  • Viajes más frecuentes (más cantidad de vacaciones o licencias sin sueldo)
  • Igualdad

Con la evolución del mundo del trabajo, aparecen como necesarias nuevas competencias profesionales. Los perfiles del futuro deberán tener mucha flexibilidad, ser profesionales más colaborativos, saber trabajar en equipo, hacer networking, desarrollar habilidades de comunicación con estilo asertivo y además relaciones profesionales que les permitan generar una red de contactos que les facilite crecer en el ámbito laboral.

No deberán temerle a los cambios, trabajarán de forma interfuncional (trabajar en función de las competencias y capacidades y no del nivel jerárquico), de manera colaborativa, ágil, dinámica y espontánea.

El profesional del futuro deberá estar orientado al aprendizaje (pensamiento complejo), tener un perfil de liderazgo (sociable, colaborador e influyente), ser curioso, creativo y sensible a las oportunidades.

¿Qué competencias requiere el mundo del trabajo de los nuevos profesionales?

  • Adaptación al cambio
  • Emocionalidad y pasión
  • Resiliencia
  • Aprendizaje diario
  • Humildad
  • Autenticidad
  • Transversalidad: atención al cliente

Un perfil emergente: los Intrapreneurs

Se trata de un perfil que posee espíritu emprendedor dentro de la empresa.

El “Intrapreneur” es un emprendedor interno, que además reúne las características que demanda el mercado de hoy:

  • Líder organizacional orientado a la transformación.
  • Curioso, interpreta y actúa con velocidad para innovar.
  • Capaz de articular los diferentes recursos organizacionales.

Si actualmente trabajas para una empresa, te invito a que investigues más sobre este tema, porque será un perfil que tiene gran potencial de crecimiento.

Conclusiones

Si bien por supuesto que las carreras universitarias seguirán siendo necesarias, queda claro después de todo lo dicho que el mundo laboral que se viene va mucho más allá de eso. Estudiar, tener un título y salir al mercado ya no es suficiente.

Te resumo algunas claves que tendrás que tener en cuenta de aquí en adelante para analizar cuáles serán los pasos que comenzarás a dar:

  • El trabajo a futuro apunta a ser freelance: por tanto será vital desarrollar tus capacidades emprendedoras (o de Intrapreneur).
  • Claves de la empleabilidad futura:
    • Generar valor agregado a la tarea.
    • Desarrollar la Inteligencia Emocional y la tolerancia a la frustración.
    • Tener flexibilidad y soportar la presión.
    • El autodesarrollo constante.
    • Gran capacidad de adaptación a los cambios (salir de la zona de confort).
    • Desarrollo de las habilidades blandas.

Estas serán las 5 habilidades blandas más importantes:

  1. Creatividad
  2. Persuasión
  3. Colaboración
  4. Adaptabilidad
  5. Gestión del tiempo

Tenemos por delante un futuro que presenta grandes desafíos, pero tranquila porque estás a la altura y tienes capacidades de sobra para desarrollarte.

¿En qué debes mantener tu foco? En realizar una autoevaluación periódica para detectar tus fortalezas y los puntos de mejora, y a partir de allí mantenerte en formación continua y enfocada en tu autodesarrollo.

Ten en cuenta que nadie vendrá a decirte qué debes mejorar o cómo, es y será tu responsabilidad conocerte y trabajar en vos para seguir creciendo.

¡Y hasta aquí llegamos hoy! Te dejo reflexionando sobre tu futuro profesional.

 

Pd: si te resulta difícil reconocer tus puntos fuertes y débiles, hay herramientas y ejercicios que son muy útiles. ¡Es más simple de lo que crees! Si necesitas ayuda, me puedes contactar aquí.

Comparte esta nota